miércoles, diciembre 24, 2008

Acerca de nuestras líneas editoriales

Cuando los medios de comunicación dan cobertura a manifestaciones u otro tipo de acciones de hecho, siempre se detienen en señalarle a la audiencia que estos actos afectan a la economía, la vida ciudadana, y el desarrollo político, y que hacen retroceder al país hasta antes de la firma de Los Acuerdos de Paz; por otro lado, no por falta de voluntad, pero –sí- de forma minoritaria, existen líneas editoriales que ante estas acciones se preocupan por dar cobertura cuando sea posible afectar al partido en el gobierno, o simplemente no dañar demasiado a la fracción de la oposición con la que simpatizan.
_
La libertad de expresión, y un sinfín de garantías más son las que permiten que estos medios hagan su trabajo de la forma en que lo hacen; pero el hecho de que existan sustentos democráticos para respaldar las líneas editoriales, no significa que esto garantice que los medios sean profesionales, pues en lo que respecta a las noticias, lejos de estar informando, están orientando a la población a que profese un criterio o interpretación de un suceso, y no la hacen a través de argumentos, sino de sentencias, y cuando usan argumentos, éstos no pasan de ser sofismos o especulaciones para adoctrinar, no para informar. Y cuando se establecen argumentos fuertes, suelen ser transmitidos tomando como técnica el sensacionalismo. Siendo los medios, parte de los guionistas que no permiten que El Salvador avance hacia una cultura democrática en la que existan menos motivos para avergonzarse. Pero la evolución de la comunicación creen medirla a través de indicadores de imagen, provocando así un estancamiento que poco a poco provoca que los medios no sean referentes confiables, ya que las tasa de escolaridad ha alcanzado niveles más altos en la población, mientras los medios siguen estancados con discursos que poco han variado desde cuando la agresión comunista se hacía sentir en nuestra querida patria, de cuando el proletariado dijo basta al dominio de la oligarquía reaccionaria , etc. discursos que son dignos de ser estudiados por un arqueólogo, quizás por un antropólogo , y no discursos sostenidos por estas instituciones, que lejos de aspirar a profesionalizarse, se han negado a trabajar por una evolución constante e íntegra del periodismo en El Salvador. Y es tan visible la falta de calidad y profesionalismo de las líneas editoriales, que cuando se trata de cubrir una nota referente al partido con el que simpatiza el editor, dicen cosas como: El partido “x” creará “m” empleos de resultar electo. Y cuando se trata del partido al que desacreditan -de forma constante- dicen: El partido “X” ha prometido que creará “m” empleos…
_
Lo que no deja de sorprender, es que existen periódicos que con tal de atacar a una figura pública que les desagrada, son capaces de romper con principios básicos en lo que respecta a estética, y muestra de esta afirmación es el hecho que para publicar algunas notas, recurren a acompañarlas con las fotografías menos favorables para mofarse de la persona a la que en están atacando, algo que a la larga uno interpreta como falta de profesionalismo en los editores o exceso de mala voluntad, pues es inaceptable que los fotógrafos de estos periódicos sean los incapaces de lograr buenas tomas de los perfiles de- hasta- los menos fotogénicos.
_
Sin duda, la calidad de impresión de los periódicos, la calidad de cobertura de las radios y televisoras ha mejorado, así como la imagen y el estilo de la mayoría de medios, pues es innegable que han evolucionado; pero, en lo que respecta a la comunicación y el periodismo, sería imposible afirmar que ha habido cambios acordes al momento histórico. Lo cierto, y lo alentador es que han surgido espacios desde los que se ha luchado por hacer las cosas de manera profesional, y que se han mantenido alejados del servilismo que por intereses económicos, ha doblegado a muchas líneas editoriales, las cuales día a día van perdiendo credibilidad por ser únicamente escuelas de adoctrinamiento no político, sino electoral y reaccionario.

4 comentarios:

Ricardo dijo...

Santiago, por qué no llegaste a la cena, ¿es verdad que andabas pasando gente al otro lado del río Paz? jajajajajaj Un abrazo, cabrón.

Zasi ♥ dijo...

kriñooo!!

venite ya :)


mizz u

Santiago Vásquez dijo...

R.

No atiendo mai bisnes aquI, lo 100nto.

S.

Saludos a...


todos.

Ronald Adolfo Orellana. dijo...

Hola Santiago, espero que tengas un feliz año nuevo. ojalá nos sigamos viendo el otro año. SALÚ!!!!!!!!