viernes, octubre 27, 2006

LA LECTURA: ¿HÁBITO O NECESIDAD?

Estoy convencido que la lectura más que un habito es una necesidad de todos lo seres humanos; sin duda alguna, lo que nos hace diferente a otras especies que habitan la tierra es nuestra sed de conocimientos. El ser humano constantemente ( al igual que EL PRINCIPITO) se está haciendo interrogantes que en algunos casos se sintetizan en conocimiento científico. Este conocimiento o respuestas a los enigmas que nos agobian se plasma en libros; pero, en la vida cotidiana, cuando en nuestras comunidades surgen interrogantes, lo que menos se hace es consultar bibliografía adecuada al tema. Simplemente se cae en especulaciones vanas y supersticiosas, cuando existen libros que son tratados científicos que explican los fenómenos.

En otros casos se conoce la bibliografía adecuada y no se tiene al alcance por la falta de bibliotecas, o por la desactualización del fondo bibliográfico.

Nuestra sed de conocimiento siempre esta presente, y si alguien no la tiene no es un humano; sino un animal con derechos humanos. Sin embargo, no todos conocemos el mejor camino para satisfacer esta necesidad (de conocimientos) . La lectura es el agua que satisface nuestra sed de información ; pero, existe temor a la lectura. Y de esta fobia, no debemos culpar únicamente a los sistemas educativos que con sus currículos deficientes no fomentan la lectura, también debemos recordar que es responsabilidad de los padres no sólo proporcionar bienestar económico a sus hijos, sino también garantizar el desarrollo integral de estos, y la lectura parece ser una herramienta interesante para lograr el ideal pedagógico de “un desarrollo integral” en los niños.

Seguramente un adulto que aborrece la lectura, fue un niño al que alguna vez sus padres lo dejaron tirado frente al televisor, un niño al cual nunca alguien se tomo la molestia de leerle siquiera un cuento.

Hay personas que no leen por que les resulta una actividad aburrida; otros dicen que por que no comprenden los planteamientos de los autores, y un número bastante significativo por ambas razones. Los que dicen no leer por que se aburren rápido son personas que no han hecho lecturas de acuerdo a sus intereses, o probablemente son personas que no han desarrollado su imaginación. Los que no comprenden los argumentos de los autores no tienen capacidad de concentración, o están consultando autores demasiado elevados para su estado intelectual, o probablemente están leyendo a escritores mediocres con problemas de redacción. Los que se aburren y no entienden una combinación de las causas anteriores. Es curioso que también a muchas de estas personas les guste escuchar música en otros idiomas, y a pesar que no entienden las letras disfrutan al escucharla; claro esto es por que el arte no es cuestión de entendimientos, sino de sentimiento.

En definitiva todos tenemos necesidad de informarnos, y la lectura es uno de los mejores bancos de información que existen. A los educadores titulados por un ministerio o por la vida misma; así como también a los lectores experimentados y a los escritores nos compete fomentar la lectura(los escritores tienen doble trabajo ya que deben preocuparse por escribir bien).

Debemos eliminar la idea de lectura como una acción rutinaria, o sea repetitiva. Debemos promover la lectura como una actividad dinámica no sólo entre los niños; sino también entre los adultos.

Es importante que se recuerde también que la lectura no solamente se utiliza por fines académicos, ya que muchas veces se dice que leer solamente es estudiar. Esta actitud académica de la lectura hace que las personas se alejen de la misma, porque se plantea como algo demasiado frío; cuando en realidad leer es una experiencia intensa capas de divertirnos durante páginas y páginas.
En mi experiencia, he tenido la portunidad de conocer personas que no tienen un nivel escolar muy alto; y sin embargo, son lectores maratónicos. Al hablar con ellos he notado que leen por que se divierten haciéndolo, en cambio, hay muchos docentes universitarios y de educación media, basica, parvularia que no leen por que consideran la lectura como una prolongación del trabajo que desempeñan en la escuela o universidad (hombres y mujeres sin vocación docente).

***Recordemos que para cada loco existe un libro,lo único que hay que hacer es identificar que tipo de libro le puede agradarle a cada loco para regalárselo.



*** paráfrasis de: ” para cada roto un descocido”

Si te interesa el tema de la lectura puedes revisar:

http://metamorfosis-y-lunas.blogspot.com/

http://infiernodeimagenes.blogspot.com/2006/10/educacin-potica.html

6 comentarios:

rené dijo...

Estoy de acuerdo con tu planteamiento. Sin embargo sólo haces referencia a que los padres no fomentan la lectura o que la lectura tampoco se fomenta desde la escuela, pero que hay con los muchos que no tienen padres??? o los muchos que no tienen acceso a la escuela??? Por otro lado es fácil decir que estamos a favor del fomento de la lectura, pero qué estamos haciendo individual o colectivamente los que no tenemos acceso a cambiar las cosas?? La carencia de libros es un problema serio, la mara prefiere comer que comprar un libro (la mayoría pues).
Bueno esto da para hablar largo y tendido, tu reflexión es un ejemplo de eso.

Aniuxa dijo...

Yo incluso prefiero ir a comer con unos amigos y tener un tiempo de esparcimiento que comprarme un libro (y sí, me pueden pegar). Pero me acostumbré a hacer uso de las Bibliotecas, siempre saco libros más que comprar. Un día salí de la biblioteca de la U con 7 libros :S . Pero bueno también creo que la lectura es algo personal. Si debe haber un ambiente que la promueva, pero que se vuelva un hábito o un gusto es de cada quien. Es como la música y como otras cosas. Hay gente que de plano no le gusta. Por ejemplo, mi hermanito, por más que yo lo he dicho que lea, por más que tiene un ambiente que se lo fomente, no le gusta, pero pinta hermoso. Cosas que pasan.

Santiago Vásquez dijo...

Aniuxa. Definitivamente no se puede pretender que todas las personas sean lectores; pues como tu hermano existen personas que canalizan su energía, intereses y creatividad en otras actividades.

Santiago Vásquez dijo...

El hambre es una de las causas por las que en la población estudiantil Salvadoreña existen problemas de concentración. Entonces quiere decir que para mejorar la educación no basta con ampliar y depurar los planes educativos; sino también, es necesario garantizar que los niños tengan condiciones biológicas adecuadas.
Hay un clásico ejemplo del problema de los niños mal alimentados y la educación. Lo comparto con ustedes:
El profesor inicio la clase de Matemáticas con un problema:
Tengo 8 manzanas. Reparto 2 a Mario, 4 a Oscar. Luego de plantear el problema ,le pregunto a uno de los niños: Juan, ¿cuantas manzanas quedan? El niño respondió: que bueno que le quedan manzanas señor profesor. Fíjese que yo no he desayunado, ¿cree que me puede regalar una de las que sobraron?

Creo que pasa igual con la lectura, el deporte y cualquier actividad.

Nancy dijo...

Comparto tus ideas, y creeme el problema tiene ra�ces profundas que van desde las que cita Ren� hasta las que cita Ana, es una verdadera mara�a de situaciones.
Sin embargo los que trabajamos en educaci�n y amamos esto, siempre estamos tratando de promover estrategias l�dicas, ideas e incluso sue�os para fomentar la lectura.
En una de las escuelas de pocos recursos con las que trabajo, como el problema de los libros era grave, hab�a pocos libros y eran muchos ni�os, que no nos alcanzaba para darle un libro a cada ni�o,creamos nuestros propios libros, con cartulina, cajas de cart�n elaboramos las pastas y luego con recortes de peri�dicos o pedazos de tela forramos las pastas, (todo ello con la participaci�n de los ni�os)y en p�ginas de papel bond, calcamos dibujos que seleccionaron los ni�os, los colorearon y escribieron un peque�o texto de lo que ve�an en la imagen , o lo que cre�an que estaba pasando o que pod�a pasar.
Los ni�os se divierten mucho y estan oprgullosos de su trabajo.
A�n creo que un d�a El Salvador ser� un pa�s de lectores...

bonampak dijo...

Muy interesante tu planteamiento de que la lectura es un filon de conoci
miento y el esperar de que nuestros muy afortunados privilegios de acceder
a un "habito" implica la actitud muy
particular de decidir que si ver la novela o digirerme el "Quijote",no implica una actitud planteada en la
malacrianza ,sino mas la de reconocer
que aun en tierras lejanas el gusto de
las personas es muy singular.replantea
la situcion somo un pais pequeño por ende proporcionalmente el acceso de
los libros es limitado con la agravante de ser un pais dependiente
los que nos deja un panorama mas enfocado a tratar de satisfacer necesidades elementales,ya lo de la
lectura se considera un agregado y no nos vamos a engañar los libros son caros,el acceder a una libreria es tiempo=dinero a la familia por lo
que ver en nuestros prioveligios una
regla comun es dificil,pero el aspirar y reflexionar y tratar con
mas enfoque algo que puede ser algo bien parcial y juzgar un pueblo con
base a nuestros privilegios nos deja
en un panorama de constante condena que estos y aquellos no hicieron nada pero que haremos nosotros?