miércoles, julio 11, 2007

EL CULTO DEL SUEÑO


El libro de Gavidia que conseguí, es un tesoro – ya lo dije antes-, pero una de las joyas que sobresale en este cofre se llama EL CULTO DEL SUEÑO. Este soneto, pertenece al Volumen 3, Tomo I (DATE LILIA). Y estoy convencido que no se puede hablar de El Maestro, y mucho menos de Sonetos, sino se hace referencia a este texto. A tal grado llega mi convicción sobre el valor de estos catorce versos, que le comente a Mario Zetino sobre la existencia del soneto. Lo hice, por que él, tienen comunicación constante con Carmen González Huguet, y tengo entendido que ella ha estado trabajando en una antología de sonetos compuestos por salvadoreños, y creo que es justo que EL CULTO DEL SUEÑO este presente en dicha antología. A Zetino le leí el soneto hace un par de semanas atrás, y en definitiva le pareció el texto, y ayer me hizo una llamada telefónica para solicitarme el texto, pues se lo enviara a Carmen Gonzáles. Estoy seguro que el poema pasará el filtro editorial, y considero justo que ustedes lo lean.

IV

EL CULTO DEL SUEÑO


Ya viene el dios del sueño; el dios del sueño, silencioso y ciego,
Que sus torres de bruma, de orlas de sombra y de crespones viste;
Crespones que los astros del negro espacio inmensurable y triste,
Salpican, como a enorme catafalco, de lágrimas de fuego.

Oh noche, inmenso alcázar! Yo ante tus negros pórticos entrego
Las fatigas de mi alma que ya al profundo duelo no resiste,
Y alzo mi voz de gracias por la paz en que aduermes cuanto existe
Y en que se desvanece el ay, el grito, la oración y el ruego.

Mis párpados se cierran. La mar de sombra en que la paz se escuda,
Cual flujo de tinieblas y olas de luto de impalpable gasa,
En paz me va arrastrando en mansa oleada gigantesca y muda;

Y entonces se ve un ave, de cuyo vuelo al agitar abrasa,
Buscándome en las olas: -es la duda;-mas luego al ver la duda,
Mi cabeza de náufrago, bate las alas tenebrosa, y pasa.

5 comentarios:

Mario Zetino dijo...

Soneto enviado. A esperar respuesta.

Santiago Vásquez dijo...

Bien hecho. Tu siguiente misión será localizar a Borges, para entregarle una copia de La Bitácora de Caín, jajajaja saludos.

Ricardo dijo...

Buen texto. Espero quede en la edición

Ivan dijo...

Excelente soneto Santiago.

Santiago Vásquez dijo...

Ricardo:
Yo también.

Ivan:
Gavidia es grande.